María Teresa Suarez, gerente del centro de belleza Zebra de Alcorcón, visita nuestras instalaciones en Madrid. | Distetic
15718
post-template-default,single,single-post,postid-15718,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

María Teresa Suarez, gerente del centro de belleza Zebra de Alcorcón, visita nuestras instalaciones en Madrid.

María Teresa Suarez, gerente del centro de belleza Zebra de Alcorcón, visita nuestras instalaciones en Madrid.

Visita de María Teresa Suarez, gerente del centro de belleza Zebra de Alcorcón, al Show Room de Novasonix.

María Teresa se interesa por nuestra DIATERM 448 y se ofrece a probarla en su propia persona.

Comentando tras 30 minutos de tratamiento, que le ha sorprendido sus fortalezas y bondades:

Su piel ha respondido correctamente, es un tratamiento muy amigable, sintiendo que en su cuello la flacidez ha disminuido, sus párpados se han elevado y que la piel de su rostro siente bienestar y suavizado el contorno de ojos, las patitas de gallo.

Busca una radiofrecuencia, que no solo le sirva para los tratamientos de belleza, sino que sea a la vez polivalente para completar con tratamientos de fisioterapia;

  • Regeneración de cartílagos.
  • Para aliviar los duros entrenamientos.
  • Dolores de espalda y cuello.
  • Y por qué no para el tratamiento de la celulitis.

Comenta que recomendará en su entorno el DIATERM de Novasonix, no solo por sus aplicaciones y funciones, sino porque principalmente es un producto fabricado en España, con tecnología y desarrollo español. Por la confianza en el asesoramiento, tan próximo y profesional, como también por la seguridad en su servicio técnico y pos venta.

Están en Madrid, junto a mi centro.

También, le ha llamado la atención, su facilidad de manejo en el traslado y movilidad, estaba buscando una máquina que pudiese mover fácilmente y esta sí, que es sencilla de trasladar de una cabina a otra.

Termina sus comentarios con unas palabras de Philip B. Crosby, que su hija le recuerda con frecuencia:

La calidad no cuesta, no es un regalo. Pero es gratuita.

Lo que cuesta dinero son las cosas que no tienen calidad.

LA CALIDAD ES EL CAMINO DEL ÉXITO.